Emprendedores

Entrevista a ‘El Bichólogo’

Hoy entrevistamos a Ignacio García Hermosell, más conocido como ”El Bichólogo”, gran biólogo y divulgador científico extremeño.

bichologo

1. ¿Qué te impulsó a hacer la carrera de biología?

Pues desde bien pequeño siempre me gustó la naturaleza. Tenía montones de muñecos de todo tipo de animales, y era muy aficionado a los documentales, especialmente de los de Félix Rodríguez de la Fuente. También me hice con varios tomos de fascículos coleccionables que me compraban mis padres puntualmente cada semana. Y por si no fuese bastante con la fauna actual, también sentía una enorme fascinación por la paleontología, especialmente por los dinosaurios.

Como ves, estaba claro que lo de los animales eran lo mío. Sin embargo, mi primera intención fue estudiar paleontología, pero en casi todos sitios aparecía como especialización de la geología. Como no me veía a mí mismo estudiando estratos mucho tiempo, finalmente escogí estudiar los organismos actuales en vez de los prehistóricos. Así que, finalmente, me decanté por la biología, que además la impartían aquí en la universidad de Extremadura, en Badajoz.

2. Muchos alumnos entran en la carrera con una idea inicial que va cambiando a lo largo de sus estudios, ¿fue este tu caso? ¿hay mucha diferencia entre tu idea inicial y lo que acabaste haciendo durante tus años como estudiante?

Pues la verdad es que sí hubo mucha diferencia. Cuando decidí estudiar biología, lo que a mí me interesaba era el estudio de grandes mamíferos (probablemente a causa de tantos documentales del Masái Mara :P). Pero una vez en la carrera, y gracias a una asignatura sobre fauna silvestre, conocí el mundo de la ornitología: aprendí a usar una guía de aves, a identificar las distintas especies con unos prismáticos y fue entonces cuando descubrí mi vocación 🙂

Así que, poco a poco, me fue especializando en el tema de las aves: comencé a colaborar con el departamento de Zoología, trabajando con golondrinas y aviones, y terminé haciendo mi tesis con paseriformes.

La verdad es que nunca lo habría pensado cuando elegí biología como primera opción. Por aquel entonces, las aves me parecían aburridas y todas iguales. Pero en cuanto aprendí algo sobre ellas, cuando comencé a diferenciarlas, se abrió un mundo increíble antes mis ojos. Y tanto me marcaron que han ocupado buena parte de mi vida académica y laboral, así como de mi tiempo libre, pues sigo escapándome cada vez que puedo al río Guadiana, a disfrutar de esta maravillosa ZEPA que tenemos en Badajoz.

3. Biología e investigación en España, ¿cómo lo ves? ¿qué debe cambiar según tu opinión?

Hoy en día, la situación de la Biología en España es poco menos que un desastre. La inestabilidad laboral es muy alta, existe muchísima competitividad por los pocos puestos disponibles, la profesión está muy poco reconocida en España y la Ciencia ha dejado de interesar a los políticos hace ya muchos años, como demuestran los continuos recortes en el ámbito de la Ciencia, o el hecho significativo que la propia palabra Ciencia ha desaparecido del nombre de los ministerios.

Dedicarse a la investigación en España conlleva estar dispuesto a no tener una estabilidad laboral hasta etapas muy avanzadas (si es que la consigues), contar con pocos recursos para tu investigación en la mayoría de los casos y estar cobrando sueldos muy por debajo de lo que mereces por las horas de trabajo y el tiempo, dinero y esfuerzos que has invertido en tu formación.

De hecho, lo más probable es que, si quieres continuar con tu línea de investigación tengas que terminar emigrando a otros países donde la ciencia sí que es considerada como uno de los motores de desarrollo de la sociedad y donde los biólogos son valorados y apreciados como los profesionales cualificados que son. Pero claro, luego nuestro gobierno maquilla este desastre diciendo que eso es movilidad juvenil, en vez de emigración, y que esas jóvenes promesas son personas con inquietudes por conocer el mundo, en vez de grandes profesionales que se ven obligados a dejar a su país, su familia y su vida para buscar las posibilidades laborales que su país les niega.

Sin embargo, sí es posible trabajar de biólogo en España, a pesar de todo. Pero hay que ser consciente de que no va a ser un camino de rosas, que vas a tener que trabajar muy duro, aprovechar todas las oportunidades que se te presenten, tener mucha iniciativa y empezar desde ya a adquirir experiencia y, sobre todo, a crear tu red de contactos profesionales, que hoy en día es una de las herramientas más útiles a la hora de encontrar un trabajo.

4. Tu primer artículo, ¿Cuándo lo publicaste? ¿qué posición tenías? ¿Qué sentiste cuando lo viste publicado?

Pues mi primer artículo trataba sobre la determinación del sexo en golondrinas por medio de un análisis discriminante. En este caso yo era el primer autor, así que te puedes imaginar la alegría enorme que sentí cuando nos lo aceptaron. No podía estar más orgulloso jeje.

Antes de eso, ya habíamos publicado algún poster en distintos congresos, pero como artículo científico, aquel fue el primero.

5. ¿Cómo surge la idea de El Bichólogo?

El Bichólogo es un proyecto que nace como parte de mi estrategia de creación de marca personal. Hasta ahora, me había ido adaptando a las circunstancias que me iba encontrando, que me habían llevado de la universidad a la empresa privada, de vuelta a la universidad a empezar una tesis doctoral, luego a mudarme a Asturias a una consultora medioambiental, volver a irme para trabajar de técnico de investigación en Suecia un par de meses, regresar a Asturias a la misma empresa y, finalmente, de vuelta a Badajoz para terminar la tesis, entre otras cosas.

Como te puedes imaginar, llegó un momento en que me cansé de esa vida nómada, y me propuse cambiar de táctica. Decidí venirme a Badajoz y comencé a trabajar en

mi reputación online. Y de ese impulso de volver a tomar las riendas de mi vida surge El Bichólogo 😉

Sin embargo, no quería que el blog fuera un mero proyecto personal, me gustaba la idea de poder ayudar a la gente y de aportar mi granito de arena a mejorar la situación de nuestra profesión y de las nuevas generaciones de biólogos. Así que decidí enfocarlo como un lugar de encuentro donde compartir mi experiencia y la de aquellos a los que entrevisto con el objetivo de ayudar a gente con las mismas dudas que yo tuve a su edad y para evitar que no cometan los mismos errores que yo cometí en su día 😉

6. ¿Es El Bichólogo tu principal actividad profesional? ¿en qué otros proyectos has estado/estás trabajando?

Bueno, ahora mismo no es realmente una actividad profesional. Como te dije, está más enfocado a trabajar mi marca personal en la red. No es fácil monetizar un blog. Aunque mi intención es, cuando tenga tiempo, intentar convertirlo en mi principal actividad y dedicarme a tiempo completo al blog.

Pero por ahora aún tengo que compatibilizarlo con otras actividades. De momento, sigo trabajando de cuando en cuando con la Consultora Ambiental de Asturias y estoy intentando llevar a cabo diversos proyectos personales relacionados con el blog, en colaboración con algunas de las personas a las que he entrevistado. Ya veremos cómo se desarrollan y si pronto puedo daros nuevos datos 😉

7. Podemos decir, que eres todo un emprendedor con la idea de El Bichólogo. ¿fueron duros los primeros meses? ¿Pensaste en algún momento que fuera a tener el éxito que ha tenido?

Todo lo relacionado con el blog es duro jeje Requiere mucho tiempo, esfuerzo, mantenimiento y dinero. Pero la verdad es que merece la pena. Es toda una experiencia conocer a toda la gente que estoy conociendo, y recibir tantos comentarios positivos de toda la gente a la que está ayudando el blog.

Y desde luego, nunca me esperé que este blog tuviese tanto éxito. El público al que va dirigido es bastante restringido y específico, y en principio estaba muy focalizado en España. Pero casi la mitad de los seguidores son de Latinoamérica, por lo que también estoy intentando ahora “internacionalizar” un poco las entrevistas y tratar de incluir la realidad de aquellos países que, aunque similar a la nuestra, tiene sus propias características diferenciadoras.

Es un trabajo continuo, agotador, pero que te ofrece enormes recompensas personales y profesionales. Desde luego, todo ese esfuerzo merece la pena 😉

8. Redes sociales y ciencia, pros y contras.

Las redes sociales son una de las grandes revoluciones en la comunicación y difusión de contenidos. Y, por tanto, son fundamentales para cualquier profesional, incluidos los biólogos.

Gracias a las redes sociales, ya no existen barreras geográficas o temporales. Cualquier cosa que compartas puede llegar, literalmente, a cualquier parte del mundo en un instante. Son un gigantesco escaparate que nunca sabes quién puede ver. La persona que está leyendo ahora esa publicación puede ser un posible empleador .

Pero precisamente esta enorme ventaja es también su mayor inconveniente. Y es que, si no se manejan bien las redes sociales, si no se usan de forma profesional (o al menos tienes un perfil profesional en ellas) puedes estar arruinando tu reputación online y ahuyentando a cualquier posible colaborador o empleador.

Sin duda son una herramienta poderosísima para entrar y medrar en el mercado laboral, pero hay que usarlas con cabeza. Para tener un perfil profesional mal atendido es mejor no tenerlo, ya que puede causar el efecto contrario al que pretendes. Y hay que tener mucho ojo con lo que compartes y con quien lo compartes. En internet es fácil que algo se extienda rápidamente, pero es mucho más difícil hacer que desaparezca. La reputación online, al igual que la “tradicional”, cuesta años construirla, pero puede echarse a perder en unos minutos.

9. ¿Algún consejo para futuros biólogos o estudiantes de master de biología?

Mi principal consejo es siempre el mismo: que hagan lo que realmente les gusta. La vocación y la motivación son unas de las claves del éxito 😉

También quiero incidir en la importancia que tiene el aprovechar todas las oportunidades que nos encontremos. La universidad, por ejemplo, es un lugar perfecto para comenzar a iniciar tu red de contactos, para adquirir experiencia profesional colaborando con algún departamento o grupo de investigación y para conseguir tu primera publicación. No dejéis nunca de aprovechar una oportunidad por miedo o por timidez 😉 Que la gente es mucho más accesible de lo que parece. Y si no, ya habrá alguien que lo sea 😉

Pero lo más importante de todo es disfrutar con lo que uno hace. Ese es el auténtico secreto de la felicidad 😉

10. ¿Qué opinas de AEBE?

Creo que la AEBE ofrece una gran oportunidad única para todos los estudiantes, ya que no sólo sirve como punto de reunión para conocerse e ir montando esa red de contactos profesionales a los que me refería antes, sino que, entre todos, estando unidos, es mucho más fácil solventar algunos de los muchos de los problemas que tienen nuestra carrera y nuestra profesión hoy en día. Necesitamos afrontar cambios profundos en el mundo laboral para colocar a la biología en el lugar que se merece, y no podemos hacerlo de forma aislada.

A mí, personalmente, me habría gustado que en mis años universitarios hubiese existido una asociación tan activa, con tanto ímpetu y tantas buenas ideas como la AEBE 😉

Entrevista realizada por Celia Vinagre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s